Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV
Abrisud
Ps pool BSV

¿Cómo afectará el Coronavirus a la industria de la piscina?

Quizás es pronto para aventurarse en valorar las consecuencias que la pandemia del Coronavirus y las restrictivas medidas tomadas en los diferentes países del mundo, van a tener sobre la industria de la piscina y el wellness, pero vamos a intentarlo...

  • image

Retrotrayéndonos en el tiempo, no más allá de un mes, probablemente nadie se podía imaginar que lo que era considerado una teórica "epidemia local" (China) allá por el mes de enero, incluso en febrero, acabara convirtiéndose en una pandemia mundial, cuyas consecuencias a medio-largo plazo son aún una incógnita.

Son múltiples las opiniones sobre el porqué o el cómo hemos llegado a una situación como la que actualmente tenemos en España, con medidas muy restrictivas, confinamiento de los ciudadanos en sus casas, buena parte del tejido productivo español en standby, preocupación, miedo...pero no es nuestra función el analizar esta situación general. 

En cambio, sí nos parece interesante expresar nuestra visión de cómo creemos que esta situación puede afectar a una industria como la de la piscina y el wellness.  

Insistimos que es difícil pronosticar el futuro, sobre todo teniendo en cuenta que el desarrollo de esta pandemia está aún por escribir (esperemos que sea un recorrido corto, muy corto), pero sí es posible plantearse diferentes escenarios e imaginar de qué modo puede afectar al día a día de nuestro sector. Vamos a intentarlo...

El decir que esta crisis, además de sanitaria, es una grave crisis económica a nivel mundial es una obviedad, y que va a afectar directamente al tejido empresarial; grandes, medianas y pequeñas empresas, profesionales autónomos, asociaciones, etc, también.

Nuestro sector, como muchos otros, fue duramente castigado durante la anterior crisis económica del 2008, de la que algunos profesionales incluso estaban todavía saliendo. Esto que parece algo muy negativo, no deja de ser una importante experiencia para saber mejor cómo afrontar esta nueva situación. 

Además, si como muchos expertos económicos están defendiendo, se trata de una crisis temporal, puntual, los efectos también serán temporales, y no debería afectar a largo plazo, como la anterior crisis económica, que se convirtió en estructural. 

Diferentes analistas económicos señalaron la crisis del 2008 como una crisis en forma de L, en la que la caída fue rápida y bestial, y sus consecuencias se alargaron enormemente en el tiempo.

En cambio, esta llamada crisis del Coronavirus se está identificando con la forma de U o de V. ¿Qué quiere decir esto? Que parece que el desarrollo de esta crisis se debe recuperar a la misma velocidad que se ha producido. Que el efecto se va a notar fundamentalmente en el corto plazo, pero igualmente, la recuperación también tiene visos de ser bastante rápida.  

Un aspecto fundamental que no debemos olvidar, es que la crisis del 2008 fue una crisis concentrada fundamentalmente en el sistema financiero y en la construcción, con la consabida burbuja y un endeudamiento absolutamente extralimitado. Este no es el caso de la situación actual.

Eso sí, hay un elemento difícil de controlar como es el miedo de cada persona, y en ese caso, la evolución del mercado puede ser en cierta manera impredecible.

Dicho esto, estamos terminando el mes de marzo, para muchos el inicio de la temporada alta de piscinas, y lógicamente el paro parcial, con muchas de las empresas ofreciendo servicios mínimos, tanto de producción como de ejecución, y el teletrabajo como base del funcionamiento de gran parte de las empresas, va a afectar directamente al desarrollo normal de la temporada, la cual, en nuestra opinión, se va a comprimir en el tiempo, pero no desaparecer.

Una vez pasada la temporada, si no antes, será momento de analizar la situación de cada empresa, pero también de reflexionar sobre los efectos de la crisis, hacer balance de cuál ha sido el comportamiento de nuestra empresa y determinar los pasos a seguir en el futuro.

Y es ahí donde, conociendo la situación del sector de las piscinas y el wellness, previa a esta crisis, sinceramente pensamos que se abre un mundo de posibilidades. Eso sí, teniendo en cuenta que una vez finalizada esta crisis, el mundo ya no va a ser igual, y resultará fundamental el saber adaptarse a las nuevas coyunturas económicas y sociales.

La industria de la piscina es, por lo general, un sector bastante industrializado, y a día de hoy, con un enorme margen de evolución y adaptación a las nuevas tecnologías, a la digitalización, a las conexiones a distancia... Todo esto ya no será una opción sino una obligación. La sociedad actual está hiperconectada, y las empresas deben invertir en alternativas para sacar el máximo provecho de ello.

La aplicación del teletrabajo en nuestra industria no será tan elevada como en otros sectores (lógicamente la construcción es presencial), pero muchos de los procesos de administración, comercialización, marketing, etc., podrán ser realizados total o parcialmente desde casa con los enormes ahorros de costes que esto supondrá para las empresas.

La globalización tal y como la conocemos, probablemente va a cambiar. De hecho, es bastante probable que se produzca cierto retroceso de la demanda externa, la exportación, aunque sea de modo temporal. En cambio, la demanda interna va a crecer y va a tomar mayor relevancia. Esto es algo que todas las empresas deberán tener en cuenta.

Un ejemplo claro es en qué posición va a quedar China en todo esto. No olvidemos que a día de hoy es el principal productor mundial en múltiples sectores, y una crisis como la del Covid 19 está demostrando la importancia del autoabastecimiento y las pegas que para muchas empresas puede suponer el tener una enorme dependencia de factorías ubicadas tan lejos en la distancia, a pesar de los intentos por mantener lo más normalizado posible el transporte de mercancías.

Otra oportunidad que esta crisis está sacando a la superficie es la diversificación. El ser una empresa especializada en el mundo de la piscina o el wellness no es impedimento para poder aumentar nuestra actividad, introduciéndonos en otros segmentos en los que por conocimiento, equipamiento y tecnología podemos estar preparados para competir como los mejores.

Por último, pero no menos importante, esta crisis también ha destapado la importancia del funcionamiento colaborativo. Esto es algo que en La Web de las Piscinas ya hemos reclamado en otras ocasiones.

Es hora de entender las ventajas y beneficios que una correcta relación colaborativa entre empresas del sector, puede tener para las mismas. Esto hará, estamos seguros, que la industria española de la piscina y el wellness sea, más si cabe, referente mundial de este sector. 

Ánimo y Fuerza. Es una crisis temporal que no podrá con nosotros, pero de la que saldremos más fuertes y preparados para seguir creciendo.

#YoMeQuedoEnCasa #SeguimosTrabajando #PiscinasMarcaEspaña #WellnessMarcaEspaña