Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV
Abrisud
Ps pool BSV

La Piscine de Roubaix, de piscina pública a museo

La historia de La Piscine de Roubaix, es cuanto menos, curiosa, pasando de ser un importante punto de encuentro de la ciudad como piscina pública, a ser actualmente un relevante museo de esta conocida localidad francesa...

  • image
  • image

Actualmente es el museo La Piscine - André Diligent Art and Industrial Museum, pero hace casi un siglo (su construcción se alargó de 1927 a 1932), era la piscina municipal de Roubaix, realizada en estilo Art Decó

En el momento de su inauguración, esta piscina municipal supuso una gran innovación, con instalaciones y servicios de enorme calidad para la época. 

De hecho, su diseño fue planteado de cara a convertirse en un santuario para la higiene de la clase trabajadora de Roubaix.

Con un diseño similar al de una basílica, con arcos y cristaleras de gran tamaño, que permitían la entrada de la luz en su interior, La Piscine se convirtió en una referencia, con múltiples servicios asociados; cafetería, servicios de belleza, de wellness...todo en un mismo lugar.

Esta piscina, de tamaño olímpico se convirtió a su vez, en un importantísimo lugar de encuentro de personas de todos los niveles sociales, lo que también le daba un valor simbólico de igualdad, en el que todos, fueran del nivel social que fueran, vivían como iguales.

Todo ello ayudó a que los ciudadanos de Roubaix tuvieran una especial conexión emocional con La Piscine, podríamos decir que fraternal, pasando a formar parte de cada uno de ellos y convirtiéndose en un verdadero monumento de la ciudad.

Así, su clausura en 1985 supuso un gran shock para los habitantes de Roubaix.

La conexión emocional de la que hablamos, de hecho es probablemente la razón de que La Piscine aún se mantenga en pie, ya que han sido muchos los momentos en los que se planteó su demolición, siendo los propios habitantes de Roubaix los que, de un modo u otro, consiguieron que esos planes nunca se llevaran a cabo.

En 1994, Jean-Paul Philippon realizó la propuesta de convertir La Piscine en un espacio cultural, "un museo inclusivo". Las obras se iniciaron en 1998 y no finalizaron hasta 2001. Aquí se iniciaba una nueva vida para La Piscine.

El diseño actual reduce en gran medida las dimensiones de la piscina original, pero al mismo tiempo, el reflejo de la estructura de todo el edificio sobre el actual canal de agua, coronado por la escultura de Neptuno, genera un efecto hipnótico muy particular.

Dicho canal, de 40 metros de largo, queda oculto bajo el suelo, cuando de cara a ciertos actos o eventos, así se decide.  

En el espacio dónde antes se encontraba el resto del vaso de la piscina, nos encontramos con diferentes colecciones de arte. Mientras, los antiguos vestuarios y duchas se han convertido en espacios acristalados de consulta sobre diferentes obras del museo.

También nos podemos encontrar con un interesante jardín botánico, por ejemplo.

En definitiva, un espacio singular, en el que una antigua piscina actúa como centro neurálgico del museo, lo convierte en un gran atractivo turístico para la ciudad y mantiene una enorme conexión emocional con los habitantes de Roubaix.  

Etiquetas relacionadas

roubaix, piscina publica, museo